Semillitas de Aliento

La Belleza: Tus Pestañas

Cuando te maquillas, el toque final han de ser tus pestañas. Antes de aplicar la máscara para pestañas utiliza un rizador para que se arqueen un poco más. Luego, aplica un poco de polvo a tus pestañas para que la máscara dure más. Finalmente aplica dos capas de máscara a las pestañas del párpado superior, y una sola capa a las pestañas inferiores. ¡Tus ojos se verán bellísimos! Recuerda mantenerlos siempre abiertos, buscando ver cómo obra Dios en tu vida y en la vida de quienes te rodean. Como dice el Salmo 119:18, “Ábreme los ojos, para que contemple las maravillas de tu ley”.

 

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

Palabras Sabias: Mantente siendo humilde

Aunque la humildad debiera ser la característica de vida de todo cristiano, el orgullo se las arregla para entrar sin pedir permiso apenas logra encontrar una rendija. El orgullo puede manifestarse en nuestras acciones, pensamientos y respuestas. También en el modo en que nos conducimos. Toda vez que nos sentimos más que los demás somos vulnerables al pecado del orgullo. Y entonces, nos aventuramos en terreno peligroso. Proverbios 18:12 dice, “Al fracas lo precede la soberbia humana; a los honores los precede la humildad.” En otras palabras Dios resiste al orgulloso pero da gracia al humilde. Es cierto que para poner a los demás por delante de nosotros hace falta esfuerzo, pero Dios quiere que caminemos en humildad en nuestra relación con las personas y con Él.

 

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

La belleza: La relación entre la salud y la belleza

Si cuidas bien tu cuerpo tu aspecto personal mejorará también. Tu piel, tus ojos, dientes, peso y nivel de energía se verán beneficiados. También hay un componente mental en el bienestar que se evidencia en tu sonrisa, estado de alerta y capacidad de respuesta. Sea que te des cuenta o no, la salud y la belleza tienen un vínculo vital. De la misma manera, seguir los mandamientos de Dios hará que vivas una vida exitosa. Como nos dice Proverbios 3:1-2, “Hijo mío, no te olvides de mis enseñanzas; más bien, guarda en tu corazón mis mandamientos. Porque prolongarán tu vida muchos años y te traerán prosperidad.”

 

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

Hombres de Biblia: Moisés

Cuando tienes que hacer cosas que no te agradan, ¿te quejas o las haces con una sonrisa? Moisés al principio sintió reticencia cuando Dios le dijo que hablara con el Faraón de Egipto y le dijera que liberara de la esclavitud a los israelitas. Moisés le dijo a Dios que mandara a su hermano Aarón, porque Aarón sabía hablar mejor en público. Dios mandó a Aarón, pero también envió a Moisés. Cuando obstaculizamos el plan de Dios, quizás pensemos que logramos zafarnos, pero en realidad estamos postergando las bendiciones y lecciones que Dios tiene para nosotros. Nuestras vidas siempre irán mejor cuando seguimos su plan.

 

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

7 Maneras de estudiar la Biblia

1) Pídele a Dios que abra tus ojos y tu corazón antes de comenzar a leer.

2) Lee capítulos enteros y libros para tener una visión general de las Escrituras.

3) Lee y relee pasajes cortos para profundizarlos.

4) Elige un versículo para memorizar esta semana.

5) Haz notas sobre aquello que un pasaje te revele acerca de Dios.

6) Subraya o marca con un círculo los versículos significativos.

7) Utiliza lápices o marcadores de colores para resaltar distintos temas.

 

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

Pregunta: ¿Qué son los dones espirituales y cómo los conseguimos?

Respuesta: ¡Felicitaciones! Ya los tienes. Dios te creó con capacidades y talentos especiales para que ayudes a otros y cumplas con su propósito para tu vida. Todos “tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado” (Romanos 12:6). Los dones espirituales se mencionan en detalle en Romanos 12, 1 de Corintios 12 y Efesios 4, e incluye la enseñanza, el servicio, el dar y el evangelizar, entre otros. Hay muchos “cuestionarios” de dones espirituales disponibles en Internet y también en muchas iglesias, para ayudarte a descubrir cuáles son tus dones, si no estás segura de saberlos.

 

Bendiciones,