All Posts By

Sarahi Del Cristo

Semillitas de Aliento

La Belleza: Hinchazón

Si tienes los ojos hinchados considera aplicar sobre las mismas rodajas de pepino fresco o papa durante unos cinco a quince minutos. Si no tienes pepinos o papas, puedes hacer un té, y colocarte, una vez fríos y todavía húmedos, los saquitos de té. Desafortunadamente, no solo el área que rodea a tus ojos puede hincharse. Nuestros corazones también pueden hincharse con orgullo. Proverbios 29:23 dice, “El altivo será humillado, pero el humilde será enaltecido”. ¿Has examinado tu corazón últimamente? No permitas que el orgullo te domine.

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

Mujeres de la Bibia: Safira

Nada hay que puedas ocultar de los ojos de Dios. Safira lo intentó, y le costó la vida. Ella y su esposo Ananías habían vendido una propiedad. Tenían derecho a guardarse el producto de la venta, pero decidieron dar parte del dinero a la iglesia. Hicieron creer a la gente que estaban dándole a Dios el total del dinero de la venta, pero se guardaron un poco para ellos. Dieron, sí, pero también mintieron. Cuando salió a la luz su mentira, Ananías y Safira cayeron muertos al suelo. ¿Cuál es la moraleja de esta historia? No intentes engañar a Dios, nunca funciona.

 

Bendiciones,

 

Semillitas de Aliento

7 Maneras de Ser Luz

1) Ofrécete para orar con alguien.

2) Muestra paz y gozo y otros las querrán también.

3) Conoce la Biblia para poder compartir la verdad.

4) Pide perdón cuando hayas hecho algo malo o lastimado a alguien.

5) Recuerde que tu vida es su propio sermón.

6) Mantén estándares consistentes (de acuerdo a lo que dice la palabra de Dios).

7) Cuéntales a otros sobre tu viaje de fe y como Dios se ha glorificado en tu vida.

 

Bendiciones,

 

 

 

 

 

 

 

Semillitas de Aliento

¿Qué Sentido Tiene Eclesiastés 12:14?

¿Quieres conocer una forma excelente de perder peso? Confiésale a Dios todas las cosas malas que hayas hecho. ¡De verdad! Cuando lo hagas te sentirás tan liviana que casi podrías flotar. Ya no sentirás el peso del mundo sobre tus hombros. Podrás avanzar hacia cosas más grandes y mejores, ¡sin culpa! ¿Conoces el viejo refrán: “Podrás escapar pero esconderte, jamás”? El refrán está en lo cierto. Al menos, en cuanto a Dios se refiere. Él lo sabe todo de ti, lo muy bueno y lo que se de veras malo también. Nada es secreto para Dios, y llegará el día en que hará que todos rindamos cuenta de nuestras palabras y acciones. Y como de todos modos Dios ya lo sabe todo, ¿no sería buena idea presentarte ante Él y confesarlo todo ahora mismo? Dios te perdonará tus pecados si se lo pides, y puedes estar segura de que nunca más los traerá a colación. Te lavará de todo malo que hayas hecho, de cada cosa mala que haya hecho (1 Juan 1:9).Y si admites tus pecados más temprano que tarde, podrás vivir con mucha más libertad y con mucha menos culpa. La próxima vez que cometas un error que desilusione a Dios, no cargues con él; confiésalo enseguida, ¡y vive en libertad que Dios tiene para ti!

 

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

Protocolo y etiqueta: Amistoso pero hasta qué punto…

En la era de los iPods y los PDA es fácil aislarse del mundo que nos rodea. Pero para que la sociedad siga siendo civilizada es esencial que siga habiendo interacción personal. La mayoría de la gente que viaja diariamente a su lugar de trabajo utilizando transporte público espera viajar e silencio, por lo cual la conversación solo deberá producirse cuando ambas partes consientan. (A muy pocas personas les gustan “las charlatanas”. Ver Proverbios 9:13-15) En los ascensores ofrece un breve “Hola”, y si eres quien más cerca está del pulsador, pregunta a los demás a qué piso van. De la misma manera, cuando camines por la calle o estés en una tienda, bastará con decir “Permiso”, o “Gracias”, etc. Nunca subestimes el poder de una sonrisa amigable.

 

Bendiciones,