Monthly Archives

August 2016

Semillitas de Aliento

Salmo 71:17

Jesuscristo y los niños

No importa de qué manera te hayan criado, es posible que instintivamente hayas percibido la presencia y realidad de Dios cuando eras pequeña. Los niños se conectan con Dios a menudo, le hablan y encuentran fácilmente tener una relación con Él aunque sus padres o maestros no les brinden demasiada guía. Porque Dios tiene un modo de hacerse real para los niños. De hecho, quizá Dios se haya revelado a ti cuando eras muy pequeña. En el Nuevo Testamento, en los Evangelios de Marcos y Lucas, Jesús habla con sus seguidores sobre la necesidad de ser como niños para poder entrar en el reino de los cielos (ver Marcos 10:15 y Lucas 18:17). ¿Por qué señala esto? Porque los niños no tienen ideas preconcebidas, ni exagerada autoestima, ni exigencias o expectativas por cumplir. No les preocupa la opinión ajena y no suelen analizarlo todo en demasía. Los niños entran en la presencia de Dios despreocupadamente maravillados y gozosos. ¿Has observado alguna vez cómo le cantan los niños a Dios? Sus caritas se encienden con deleite, y su adoración alcanza un nivel que les es propio. ¿Cuándo fue la última vez que te humillaste y pasaste un bueno rato con Dios? Inténtalo. Tu regalo de amor honrará a Dios cuando lo hagas.

Bendiciones,

Signature

 

 

Semillitas de Aliento

Amor: Amor con manos abiertas

couple

“Me siento asfixiada”. Más de una relación termina a causa de esta situación tan común. Cuando encuentras a alguien que te gusta y te inspira afecto, alguien con quien querrías pasar el resto de tu vida, es normal que quieras aferrarte a esa persona. Pero así como Dios no asfixia a sus hijos y nos da libre albedrío y el intelecto para poder tomar decisiones, tendríamos que amar con manos abiertas a nuestros seres queridos. Los hombres reciben la advertencia de que hay mujeres demasiado agresivas y necesitadas (Eclesiastés 7:26). Si te encuentras demasiado aferrada a una relación, vuelve a leer 1 Corintios 13 como curso de repaso sobre cómo actúa el verdadero amor.

Bendiciones,

Signature

Semillitas de Aliento

Guarda Silencio y Escucha: Oraciones instantáneas

Prayer

Es importante apartar tiempo todos los días para orar, concentrándonos en profundidad. Pero a Dios también le encanta oír esas “oraciones instantáneas”, o mini-oraciones que surgen en tu mente a lo largo del día. Puedes decirle “Buen día”, mientras conduces el auto hacia tu lugar de trabajo, o pedir su ayuda cuando tienes que enfrentar a tu jefe, y alabarle durante un corto recreo, o agradecerle por tu almuerzo, ¡y pedirle que te recuerde que tienes que recoger la ropa de la tintorería cuando regreses a casa! Nada es insignificante para Dios, y todo merece ser conversado con Él. Dios quiere estar íntimamente ligado a tu quehacer cotidiano y le agrada que mantengas una conversación fluida con Él. (1 Tesalonicenses 5:17).

Bendiciones,

Signature

 

Semillitas de Aliento

Temas de la vida: Elaborando el duelo

Boat

El divorcio, la muerte, la pérdida de un sueño. Todas estas cosas pueden sumirte en la desesperación, y hacerte dudar del paso siguiente a seguir. Ten la seguridad de que Dios no te ha abandonado, ni siquiera en los momentos en que la vida parece tan injusta. En Mateo 28:20 Jesús dijo: “Estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”, y Mateo 5:4 dice que quienes lloran son dichosos porque Dios los consolará. El dolor puede no sentirse como bendición, pero puede acercarte a Dios cuando te aferras a Él como un bote salvavidas en medio de una tormenta en el mar. Es posible que pases por altibajos emocionales cuando estés sufriendo, desde la ira a la negación, pero Él está contigo. Aférrate a su amor y al amor de quienes te rodean mientras capeas el temporal. Dios será quien te mantenga a flote.

Bendiciones,

Signature

Semillitas de Aliento

Mujeres de la Biblia: Jocabed

Jocabed

¿Podrías abandonar aquello que más amas en la vida? Jocabed se enfrentaba a una decisión casi imposible: quedarse con su hijo y tratar de ocultarlo de los egipcios, que estaban matando a todos los bebés hebreos, o alejarlo de ella, literalmente, poniéndolo en una cesta sobre el agua (Éxodo 2:3). Jocabed fue la madre de Moisés, el hombre a quien Dios llamó para que guiara a los israelitas en su camino de liberación de más de cuatro siglos de esclavitud en Egipto. La misión de Moisés se inició cuando Jocabed lo dejó ir para salvarle la vida. Su sacrificio salvó a todo su pueblo, ¡porque estuvo dispuesta a dejarlo ir!

Bendiciones,

Signature