Monthly Archives

May 2017

Semillitas de Aliento

Pregunta…Hay personas a las que sencillamente no soporto. ¿Cómo podría amar a todos?

Respuesta: Si piensas que el amor se basa en tus sentimientos te será imposible amar a todas las personas todo el tiempo. Pero cuando ves que el amor se base en tus acciones y no en tus emociones, el amor se convierte en un acto de voluntad. Con ayuda de Dios puedes actuar con amor hacia todas las personas con que te cruces, ¡incluyendo a las que más molestas te resulten! Pídele a Dios gracia para tratar con las personas difíciles y pídele que te revele su amor por ellas. Ver a las personas a través de los ojos de Dios hace que sea mucho más fácil tomar la decisión de amar.

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

El Equilibrio: Necesitamos Hablar

Hay un tiempo para hablar y un tiempo para callar. Los estudios revelan que las mujeres necesitamos hablar entre diez mil y veinte mil palabras por día, así que mantener la boca callada es algo más fácil de decirlo que de hacerlo (¿entiendes?). No es que sea mal hablar. Hablar te ayudar a comunicar, a resolver diferencias y a conectarte con los demás. Sin embargo, hablar demasiado tentará a los demás a dejar de prestarte atención y te brinda muy poca oportunidad de escuchar de veras. El Salmo 46:10 dice que es importante guardar silencio y saber que Dios es Dios. El punto es que quizá te pierdas la respuesta de Dios cuando Él te hable si siempre estás ocupada en mover la lengua y no te tomas el tiempo de escuchar. La próxima vez que estés a solas con Dios intenta guardar silencio y espera a escuchar lo que Él tiene para decir.

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

Guarda Silencio y Escucha: Como oraba Jesús

Aunque sus palabras en Mateo 6:9-13 se conocen comúnmente como el Padrenuestro, la intención de Jesús fue la de brindar a sus seguidores un modelo para su vida de oración. En la introducción Jesús ilustra que Dios es íntimo, cercano, al tiempo de ser divino e inspirar temor reverencial. Esto dispone el escenario para la segunda sección en la que Jesús expresa su deseo de que Dios reine en la tierra y cumpla su voluntad como lo hace en el cielo. Solo entonces presenta Jesús sus peticiones ante Dios. Pide la satisfacción de las necesidades físicas, el perdón de los pecados y ser librado de las tentaciones de Satanás. ¡Es el modelo perfecto para nuestra oración!

Bendiciones,

Semillitas de Aliento

Guarda Silencio y Escucha: Cuando Dios Responde

Quizá tengas la costumbre de orar cada vez que necesites algo y de doblar tus rodillas ante los problemas de la vida. Pero, ¿qué haces cuando Dios responde a tus oraciones, cuando Dios te da lo que estuviste pidiendo? ¿Sigues tu camino alegremente o recuerdas detenerte para alabarle por su bondad hacia ti? Tu agradecido corazón debería rebosar de gozo y gratitud cuando Dios responde a tus oraciones, sean pedidos grandes o pequeños. Luego deberías difundir la noticia delo que Dios hizo por ti. ¡Tú entusiasmo será contagioso!

Bendiciones,