Semillitas de Aliento

¿Qué sentido tiene?…Canta de Cantares 2:16

¿Has oído decir que para que un matrimonio sea exitoso ambos cónyuges deben llegar a un acuerdo mutuo donde cada uno aporte el 50%? Bien, esa cifra representa solo la mitad de la historia. El matrimonio que honra a Dios y a cada uno de los cónyuges es el que requiere un 100% del esposo y 100% de la esposa. Todo. Todo de ti. El paquete entero. Tu cuerpo, tu corazón, tu mente, tus sueños, tus deseos. Sin que te guardes nada. Porque para que dos personas sean unidas de verdad, ambas tendrán que dejar de lado sus propias agendas, prioridades y deseos de satisfacer sus necesidades ante todo. El verdadero amor en el matrimonio debe ser auto sacrificado. El esposo y la esposa tienen que estar dispuestos a dar la vida por el otro. No es siempre fácil primero a los demás, ¡pero al final la recompensa es muy grande! ¿Estás dispuesta a resignar lo que quieres? ¿Puedes abandonar ese deseo de satisfacer primero tus necesidades para dar prioridad a las de tu cónyuge? Este grado de desinterés propio requiere del compromiso del corazón, la mente y el alma. Pero tu sacrificio tendrá rica recompensas. Cuando llegues al punto de dejar de lado tus propios deseos en beneficio de alguien, experimentarás la profundidad del amor de la que habla el libro de Cantar de Cantares.

Bendiciones,

 

 

 

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply