Semillitas de Aliento

El Dinero: El arte de los presupuestos

Si no sabes si tu dinero va o viene, ¡No eres la única! Para muchas personas es difícil llevar registros de sus finanzas. La buena noticia es que hacer un presupuesto básico no es algo tan complicado. Todos—y esto te incluye—podemos hacerlo. Comienza con el hábito de guardar tus recibos. Si es demasiado difícil para ti guardar tantos papelitos, compra un cuaderno y anota los gastos de la semana. ¡Te sorprenderás al ver cuánto suman todos esos Frappuccinos (cafés fríos)! Cuando hayas registrado todos tus gastos durante siete días, sigue haciéndolo durante tres semanas más. Al cabo de ese primer mes, tendrás una idea bastante acabada de adónde va el dinero que tanto te cuesta ganar. No olvides sumar los gastos fijos, como el alquiler, la electricidad, el seguro del auto y tu seguro de salud. Ahora compara esa cifra con tus ingresos después de pagar el impuesto a las ganancias. Si estás gastando más de lo que ganas, es hora de cambiar y recortar gastos en alguna de las áreas.

Cuando hayas logrado tomar el toro por las astas en materia de gastos, podrás, de vez en cuando, dedicarte a una categoría en especial, como alimentos, esparcimiento o gastos del auto. Registra simplemente tus compras, como lo hiciste al comenzar a hacer el presupuesto, para asegurarte de que sigues en línea con tus metas financieras.

Bendiciones,

 

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply